Derecho de los extranjeros a la libertad de circulación

Autor:Alberto Palomar (Magistrado de lo contencioso- administrativo) y Javier Vázquez (Letrado de la Comunidad Autónoma de Illes Balears y de la Administración de la Seguridad Social)
 
EXTRACTO GRATUITO

El derecho a la libertad de circulación es uno de los cuatro derechos fundamentales contenidos en el art. 19 de la Constitución Española (CE) .

Contenido
  • 1 Introducción al derecho a la libertad de circulación en materia de extranjería
  • 2 Requisitos y límites al derecho a la libertad de circulación y residencia en materia de extranjería
    • 2.1 Requisitos a la libertad de circulación y residencia
    • 2.2 Limitaciones a la libertad de circulación y residencia
    • 2.3 Constitucionalidad de los límites y condicionamientos de la libertad de circulación y residencia en materia de extranjería
  • 3 Ver también
  • 4 Recursos adicionales
    • 4.1 En formularios
    • 4.2 En doctrina
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Jurisprudencia citada
Introducción al derecho a la libertad de circulación en materia de extranjería

Es sabido que el contenido del art. 19, CE se compone del reconocimiento de cuatro derechos fundamentales:

  • el derecho a elegir libremente su residencia,
  • el derecho a circular por el territorio nacional,
  • el derecho a entrar en España y
  • el derecho a salir libremente del territorio nacional.

En efecto, como ha destacado el tribunal Constitucional, la libertad de circulación a través de las fronteras del Estado ( art. 19, CE ) y su concomitante derecho a residir dentro de ellas (STC 94/1993 de 22 marzo [j 1], FF. 2 y 3; STC 116/1993 de 29 marzo [j 2], F. 2; STC 242/1994 de 20 julio [j 3], F. 4; y STC 24/2000 de 31 enero [j 4], F. 4), constituyen derechos que «pertenecerán o no a los extranjeros según lo dispongan los tratados y las Leyes, siendo entonces admisible la diferencia de trato con los españoles en cuanto a su ejercicio» (STC 107/1984 [j 5], F. 3).

El derecho a la libertad de circulación se reconoce a los extranjeros en los términos del art. 5.1 de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (LODLEE) (reformado por la Ley Orgánica 2/2009, de 11 diciembre) , que establece que:

«Los extranjeros que se hallen en España de acuerdo con lo establecido en el Título II de esta Ley , tendrán derecho a circular libremente por el territorio español y a elegir su residencia sin más limitaciones que las establecidas con carácter general por los tratados y las leyes, o las acordadas por la autoridad judicial, con carácter cautelar o en un proceso penal o de extradición en el que el extranjero tenga la condición de imputado, víctima o testigo, o como consecuencia de sentencia firme».
Requisitos y límites al derecho a la libertad de circulación y residencia en materia de extranjería Requisitos a la libertad de circulación y residencia

El requisito para que un extranjero pueda, como los españoles, elegir libremente su residencia y circular por el territorio español ( arts. 13 y 19.1, CE ) es, por tanto, hallarse legalmente en España de conformidad con lo dispuesto en la propia LODLEE , esto es, encontrarse en alguna de las situaciones que la LODLEE contempla: estancia o residencia (temporal o permanente). En palabras del Tribunal Constitucional, los extranjeros carecen del derecho fundamental a circular libremente por España (STC 94/1993 de 22 marzo [j 6], F. 3; STC 86/1996 de 21 mayo [j 7], F. 2, STC 174/1999 de 27 septiembre [j 8], F. 4), al no conllevar el derecho a la libertad el derecho a entrar en el territorio nacional (STC 179/2000 de 26 junio [j 9], F. 2, ATC 55/1996, de 6 marzo [j 10], F. 3). Más precisamente, como ha señalado la STC 72/2005 de 4 abril [j 11], FF. 6, 7 y 8, el art. 13.1, CE y el art. 19, CE , en relación con los tratados internacionales en materia de derechos fundamentales, no incluyen el derecho a entrar en España como derecho fundamental de los extranjeros, o, dicho de otro modo, el derecho a entrar en España, con el carácter de fundamental, sólo corresponde a los españoles y no a los extranjeros, pero el legislador puede otorgarlo a los extranjeros que cumplan los requisitos establecidos en la ley. Doctrina que se reitera en la STC 236/2007 de 7 noviembre [j 12], F. 14, y en la STC 260/2007 de 20 diciembre [j 13], F. 5. Así pues, el derecho de entrada y residencia de los extranjeros dependerá de lo establecido en los Tratados y las leyes, lo que significa, de conformidad con los arts. 25 a 27, LODLEE , que la entrada de extranjeros en España ha de hacerse por los puestos habilitados al efecto, hallándose provisto de pasaporte válido y además, como regla general, de visado, debiendo asimismo acreditarse que se dispone de medios de vida suficientes para el tiempo que pretenda permanecer en España.

Limitaciones a la libertad de circulación y residencia

Por otra parte, las limitaciones genéricas a los derechos de circulación y residencia de los extranjeros que se encuentren legalmente en España sólo pueden proceder de las establecidas con carácter general en los Tratados y Leyes o las que pudieran adoptarse por los órganos jurisdiccionales en el ejercicio de su función, según establece el art. 5.1, LODLEE , lo que resulta conforme a las prescripciones de las disposiciones internacionales sobre la materia: art. 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos , art. 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS